TRATAMIENTOS PARA LA CELULITIS, LA OBESIDAD Y LA FLACIDEZ

CYCLONE: (NOVEDAD)

CYCLONE“El equipo que está marcando un antes y un después en la remodelación corporal”.

Mezclando 5 tecnologías en un solo equipo (HIFU: ultrasonidos focalizados de alta intensidad, radiofrecuencia bipolar y vacum con sistema rotacional, ultrasonidos cavitacionales más radiofrecuencia monopolar) se consigue:

  • la eliminación de la grasa localizada sin cirugía.
  • reducción del volumen corporal, efecto reafirmante.
  • reducción de la celulitis.
    Todo ello controlado por una cámara de video de alta definición que localiza los puntos de impacto focal de los ultrasonidos focalizados de alta frecuencia facilitando así la localización del tratamiento incluso con el movimiento del paciente.

MESOTERAPIA CORPORAL

En el origen de la celulitis, amén de factores hereditarios y/o constitucionales, existe siempre una alteración de la microcirculación sanguínea, en ocasiones acentuada por factores externos (anticonceptivos, tabaco, prendas ajustadas, sedentarismo, etc.). Las células de grasa (adipocitos) aumentan su tamaño y se agrupan en islotes (nódulos); entre éstos se forman unos tabiques fibrosos verticales (septos conectivos) que determinan, al traccionar de la superficie cutánea, el clásico aspecto de la piel celulítica, la denominada “piel de naranja”.

La mesoterapia consiste en inyecciones intradérmicas de pequeñas dosis de fármacos para tratar grasa localizada y mejorar el aspecto de la piel (Celulitis), mejorando la circulación local y disminuyendo el acúmulo de grasa localizada en piernas ( cartucheras, zona interna de los muslos, rodillas), brazos…Son necesarias de 8 a 12 sesiones a razón de una semanal
Completado este protocolo inicial, se establecen sesiones de mantenimiento, más o menos espaciadas en el tiempo, según la evolución; cuando menos, deben proponerse dos ciclos completos anuales, en otoño y primavera.
En caso de sobrepeso, es estrictamente necesario asociar un tratamiento dietético y de ejercicio físico y tonificación muscular.
Es muy conveniente asociar sesiones de amasamiento tisular mecanizado (Endermología LPG). La intolerancia a alguno de los medicamentos puede producir una reacción alérgica local mínima, Debe contemplarse la posibilidad de una reacción alérgica general grave.
La terapia intradérmica es uno de los tratamientos de elección para la celulitis difusa. Se obtiene una neta mejoría de la calidad de la piel (“piel de naranja”), una disminución importante del volumen tisular, y una desaparición casi completa de la pesadez e hinchazón de las piernas. Los resultados son, sin embargo, parciales; de ahí la necesaria y aconsejable asociación con otros tratamientos. Y no son nunca definitivos, debiendo programar siempre un mantenimiento

INTRALIPOTERAPIA: “ Alidya, Aqualix”

Tratamiento para la eliminación de grasa localizada. Es un procedimiento que consiste en la infiltración directa en el tejido adiposo de una solución farmacológicamente activa, rápida, indolora, que no requiere anestesia. Está indicado para la reducción no quirúrgica de depósitos adiposos localizados en abdomen, flancos, pliegue torácico, caderas, muslos, interior de rodillas, brazos y papada. Los resultados son excelentes

ENDERMOLOGÍA LPG

Se utiliza para el tratamiento de la celulitis difusa y la flaccidez cutánea. Es un procedimiento de amasamiento tisular. Se realiza con un sofisticado equipo de electromedicina, controlado por micro-procesador, que combina, en una particular pieza de mano que maneja el profesional, la acción de uno o varios rodillos motorizados, que giran ejerciendo una presión positiva sobre la piel, y la succión (presión negativa) de ésta entre aquellos.

El amasamiento tisular:

  • Favorece la liberación del contenido graso de los adipocitos
  • Favorece la desorganización de los nódulos celulíticos
  • Mejora la circulación sanguínea
  • Flexibiliza y distiende los tractos fibrosos que existen entre los nódulos celulíticos

Habitualmente se asocia, en la misma sesión, con otros tratamientos anticelulíticos: mesoterapia, electroterapia, ..
El profesional regula la succión, la velocidad de deslizamiento y las maniobras que deben aplicarse en cada zona corporal y en cada momento del tratamiento; todo ello estará en función de la patología a tratar, de lo avanzado del tratamiento, de la sensibilidad del propio paciente y, naturalmente, del criterio del facultativo que establece las pautas.
En los protocolos más habituales, se comienza el tratamiento con dos sesiones semanales durante las dos primeras semanas; y se continúa con una sesión semanal, hasta completar doce a dieciseis sesiones. Después se establece una fase de mantenimiento con una sesión mensual. Cada cierto tiempo, se pueden realizar ciclos  cortos de sesiones semanales.

Cada sesión dura treinta y cinco minutos.
Cierto es que cuando exista un sobrepeso deberán asociarse las modificaciones oportunas de la dieta y de los comportamientos alimentarios, y que cuando exista una importante acumulación localizada de grasa (lipodistrofia) convendrá practicar otros tratamientos. Pero no es menos cierto que, en muchas ocasiones, el problema principal es la calidad (aspecto y textura) de la piel, y una acumulación difusa de grasa. El amasamiento tisular mecanizado proporciona, en estos casos, la tan deseada modificación del aspecto, la forma y los volúmenes corporales; y la recuperación del tono cutáneo.
Finalmente, su utilización en el postoperatorio de la liposucción, empezando a las 24 horas y, en ocasiones, en el propio quirófano al acabar aquella, consigue unas mejores y más rápidas remodelación de la zona y readaptación de la piel.

ELECTROESTIMULACIÓN MUSCULAR

Tratamiento de la celulitis en general y de su característica más significativa: la “piel de naranja”.
Se pretende una reducción del volumen local (por liberación del contenido de las células grasas, producción local de ciertas hormonas que intervienen en la combustión de las grasas y reducción del edema intercelular), una mejoría de la microcirculación local y una tonificación de las estructuras de soporte cutáneo.
Asimismo la electroterapia se utiliza para estimulación muscular (gimnasia pasiva).
En la mayoría de las ocasiones, los tratamientos en electroterapia se realizan en forma de sesiones. Según el procedimiento y el protocolo empleado, el número de sesiones que configuran un tratamiento completo es variable; la frecuencia más habitual es la semanal.
En todos los casos es recomendable la programación de sesiones de mantenimiento.
La electroterapia no representa, en ningún caso, un tratamiento definitivo.
Más que en otros tratamientos, existe una respuesta y una eficacia diferente en cada paciente.
En celulitis difusas, los resultados son muy buenos, sobre todo en la corrección del volumen y el aspecto de la piel.
Es mucho más eficaz en asociación con programas dietéticos, tonificación muscular (ejercicio físico: natación, gimnasia de mantenimiento, …) y otros tratamientos locales (mesoterapia).

RADIOFRECUENCIA

Tratamiento de la flaccidez cutánea en cualquier zona facial y/o corporal.
Este tratamiento reduce los signos de envejecimiento de la piel, proporcionándole una apariencia más juvenil. El tratamiento se lleva a cabo con una tecnología aprobada por la FDA americana para el tratamiento de los surcos y la flaccidez que se originan en el rostro por la laxitud de la piel..
En los tratamientos faciales se consigue una expresión más vivaz y juvenil. Se obtiene una elevación de las cejas cuando se trata la parte superior del rostro, y una disminución de los pliegues nasogenianos al tratar las mejillas; al tratar toda la cara, se logra una mayor definición del óvalo facial, pudiendo también tensar la piel del cuello.
En los tratamientos corporales (brazos, abdomen, muslos, etc.) mejora la flaccidez cutánea y la piel recupera su tersura.
Se utiliza un dispositivo emisor de radiofrecuencia avanzada denominada radiofrecuencia no ablativa, que genera una gran elevación térmica tisular, y determina la inmediata contracción de las fibras de colágeno en las capas profundas de la piel. En una segunda fase, durante los meses siguientes, induce un proceso de formación de nuevo colágeno, que producirá  un rejuvenecimiento progresivo y duradero de la zona tratada.
No se necesitan cuidados especiales tras el tratamiento, pero se debe realizar protección solar, como parte del cuidado general, durante los 15 días siguientes al tratamiento. Se trata de un tratamiento muy seguro.
Sin embargo, cuando se utilizan altas energías, pueden producirse algunas lesiones en la piel, por ejemplo pequeñas quemaduras superficiales que habrán de resolverse espontáneamente en los días posteriores a la sesión.

CAVITACIÓN: TECNOLOGÍA NO INVASIVA MÁS EFECTIVA PARA ELIMINAR GRASA LOCALIZADA

Una de las últimas incorporaciones a nuestra a nuestra consulta es la cavitación. La cavitación remodela el cuerpo eficazmente desde la primera sesión. Es un tratamiento no invasivo indicado para combatir la celulitis y reducir volumen.

La altísima calidad de este aparato de ultrasonidos (la cavitación está incorporada a nuestro innovador equipo Cylone) hace necesario realizar una buena historia clínica adecuada a cada para adecuar el tratamiento según se trate de eliminar la grasa localizada en el abdomen, flancos, región trocantérea, cara interna y externa de los muslos o rodillas.
Los resultados se notan con rapidez: reducción de entre 2 y 4 cm en la primera sesión. Estos resultados se potencian notablemente si se combinan la cavitación con la radiofrecuencia ( lo que va unido en mi novedoso sistema Cyclone). También se mejoran los resultados si antes, durante y después del tratamiento se realiza ejercicio y dieta adecuada.
¿Cómo funcionan los ultrasonidos cavitatorios?
La cavitación es un impulso ultrasonoro de baja frecuencia que produce microscópicas burbujas que rompen las membranas de los adipocitos, sin dañar las estructuras adyacentes, respetando la integridad del sistema sanguíneo y linfático. Los modos de acción del ultrasonido sobre los tejidos biológicos se deben a dos efectos: térmicos y mecánicos. Cuando se quiere hacer énfasis en el efecto mecánico para destruir el tejido graso, se programa en modo continuo. Si la densidad del tejido graso es menor y se desea hacer un tratamiento más completo eliminando, además de la celulitis, la retención de líquidos, y se quiere mejorar la circulación y reestructurar el colágeno, se programa en modo pulsado.
¿Para qué está indicado?
La cavitación remodela el cuerpo eficazmente desde la primera sesión. Es un tratamiento no invasivo indicado para combatir la celulitis y reducir volumen. Se aplica en zonas con grasa localizada en el abdomen, flancos, región trocantérea (talle, glúteos), cara interna y externa de los muslos y rodillas. Jamás en la cara o en el cuello y nunca cerca de prótesis metálicas o implantes.
Protocolo de tratamiento
Es necesario realizar una buena historia clínica. Antes del tratamiento es importante beber 2 litros de agua al día y disminuir el consumo de grasa y azúcares. Durante el tratamiento, primeramente se limpia la zona con alcohol para mejorar la transmisión de ultrasonidos. Se marca para delimitar la zona a tratar, se efectúan mediciones y se toma una fotografía. Después se aplica un gel para desplazar el aplicador lentamente por la superficie de la piel con un movimiento circular. Durante la sesión, el paciente puede notar una ligera sensación de succión que no es dolorosa en absoluto; por lo tanto, la piel queda lisa y sin traumatismos.
Resultados
Con pacientes bien seleccionados y con un tratamiento bien realizado, se reduce de 2 a 4 cm en la primera sesión. El efecto es menor en las sucesivas pues ya hay menos tejido graso. Las pacientes que mejor responden al tratamiento son las comprendidas entre 25 y 55 años.
El resultado se potencia notablemente si se combinan la cavitación con la radiofrecuencia. También se mejoran los resultados si antes, durante y después del tratamiento se realiza ejercicio .Las ventajas del tratamiento son disminución del tejido adiposo, restauración del colágeno, mejora notablemente la circulación, elimina toxinas, aumenta el tono y la elasticidad de los tejidos y ayuda a regular el tránsito intestinal.
¿Cuántas sesiones se recomiendan?
El número de sesiones recomendadas para IMC (Índices de Masa Corporal) comprendidos entre 23 y 27 es de 5 a 6 sesiones. Para IMC superiores entre 10 y 15 sesiones siempre debe ser un médico quien recomiende cuántas sesiones son necesarias, pues varía según la estructura del tejido a tratar, el volumen, la extensión del área de tratamiento y la edad metabólica. Las sesiones duran unos 40 minutos.
Contraindicaciones
Enfermedades agudas y crónicas; enfermedades hepáticas y renales; cuadros febriles, enfermedades de la piel, embarazo, lactancia, alteraciones de vascularización, varices, implantes metálicos y marcapasos.

NUTRICIÓN, TRATAMIENTO PERSONALIZADO DE LA OBESIDAD

Tras un estudio médico y dietético de los hábitos y gustos del paciente se elaboran dietas personalizadas para intentar establecer unos hábitos saludables, sanos que permitan perder el exceso de peso y lo que es más importante mantener ese peso alcanzado . El control es semanal para mejorar el cumplimiento de la dieta. A la vez que se pierde peso se corrigen otros factores de riesgo cardiovascular cómo puede ser la hipercolesterolemia, la diabetes, por lo que siempre se solicita una analítica de sangre previa para conocer la salud metabólica del paciente.